EN CÓRDOBA LA MITAD PERDIÓ EL BENEFICIO DE LA TARIFA SOCIAL



Desde el 1° de enero, el Gobierno nacional dejó de cubrir el subsidios sobre la energía mayorista al que accedían 4,3 millones de hogares, que representan el 32 por ciento de las conexiones residenciales de la Argentina. Cada provincia, según firmaron los gobernadores en el Consenso Fiscal de 2017 y ratificaron en 2018, debe asumir el total o una porción de ese subsidio, al igual que el del transporte público, en función de “sus posibilidades”.


28/01/2019




¿Qué pasará en Córdoba? Luego de largas deliberaciones, el gobierno de Juan Schiaretti resolvió mantener sin cambios la cobertura para quienes tienen también el beneficio de la tarifa social provincial y quitarle al resto, tras un apoyo parcial de 90 días, el monto que hasta ahora venía pagando la Nación.

En total, eran 365 mil beneficiarios del subsidio de la Nación; pero en abril, el 46 por ciento perderá esa cobertura especial.
La Nación seguirá asumiendo con fondos públicos alrededor del 30 por ciento de lo que cuesta producir la energía: lo que se sacó es la tarifa social, un bloque gratis para sectores vulnerables y que en los planes debía mantenerse, incluso, cuando se pagara el precio pleno de la energía. Pero el déficit cero y las urgencias fiscales obligaron a trasladar el problema a las provincias.

Hasta diciembre, la Nación asumió el subsidio de la “energía pura” a 365 mil beneficiarios en la provincia, tanto de Epec como de cooperativas. Si continuara haciéndolo, representarían 2.300 millones de pesos en 2019. Estos usuarios tienen un bloque libre de 150 kWh y un segundo bloque de 150 kWh al 50 por ciento. El promedio de consumo en Córdoba es de 184 kWh al mes.

Por “energía pura” se entiende lo que cuesta generar cada kilovatio, pero luego hay que transportarlo y distribuirlo hasta el lugar de consumo. En la provincia eso está a cargo de Epec –se conoce como Valor Agregado de Distribución (VAD)– y representa el 50 por ciento de la boleta.
Sobre el VAD, la Provincia y Epec también subsidian a 196 mil beneficiarios, el 26 por ciento de los usuarios de Epec. A los usuarios de las cooperativas no los subsidia porque exige que estas aporten el 40 por ciento del costo, pero han alegado que no están en condiciones de hacerlo; aunque ahora, como pueden tomar su aporte a cuenta de Ingresos Brutos, se está revisando la situación.
El subsidio de la Provincia se achicó sustancialmente el invierno pasado, al punto de que Desarrollo Social debió ofrecer un plan de pago de 36 cuotas para las facturas que superaron los 800 pesos.

Hoy se subsidia al ciento por ciento un bloque de 150 kWh para los hogares indigentes y al 50 por ciento un bloque de 150 kilovatios para los hogares pobres. La Provincia utiliza la línea de pobreza e indigencia para determinar la cobertura del beneficio y, en líneas generales, tiene criterios más restrictivos que la Nación, aunque es probable que también se rediscutan esas condiciones.

Schiaretti resolvió mantener el doble subsidio a los 196 mil usuarios que se beneficiaban con la ayuda de Córdoba y de la Nación, por entender que se trata del grupo más desprotegido. Esto le cuesta 747 millones de pesos por la VAD (compartido con Epec), más 896 millones por la energía pura que antes pagaba la Nación. En tanto, decidió retirarles el subsidio a los 169 mil que tenían sólo la cobertura nacional.

De todos modos, en enero, en febrero y en marzo, la Provincia aportará el 50 por ciento de lo que pagaba la Nación a los fines de que “pueda regular sus niveles de consumo a los valores tarifarios vigentes”, dice la carta que empezaron a recibir los beneficiarios.

© 2019 COOPMORTEROS. Todos los derechos reservados. / Desarrollado por Creartel Web & Mobile